miércoles, 30 de enero de 2013

DRENAJE LINFÁTICO: UN ARMA MARAVILLOSA CONTRA LA CELULITIS

                    
El drenaje linfático manual o DLM es una técnica específica de activación manual del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos.

El sistema linfático

Está formado por una red de vasos linfáticos por los que circulad un líquido llamado linfa, de una composición similar al plasma sanguíneo. Su misión consiste en recuperar el exceso de líquido y proteínas de los tejidos y devolverlos a la circulación sanguínea.

En su flujo a través del sistema linfático, la linfa se encarga de arrastrar toxinas, gérmenes y moléculas grandes que el sistema venoso no puede recuperar. Puede eliminar proteínas atrapadas y moléculas de grasa de los tejidos. A su paso por el sistema linfático atraviesa ciertas zonas llamadas ganglios linfáticos, donde deja las sustancia tóxicas y gérmenes que ha recogido durante su circulación. En los ganglios linfáticos es donde se encuentran los linfocitos, células que forman parte del sistema inmunitario, encargado de atrapar y destruir las partículas tóxicas y extrañas mediante, por ejemplo, la formación de anticuerpos. Por ejemplo, cuando una persona tiene amigdalitis, esto significa que tiene inflamados los ganglios linfáticos del cuello, debido a que se ha producido una infección y los gérmenes han sido atrapados en esta zona por dos motivos:

 1) impedir que pasen a las vías respiratorias bajas y pulmón, donde el daño que causarían sería más grave, y 2) destruirlos.

Por tanto, el sistema linfático juega un papel importante en le mantenimiento de la salud.

Sin embargo, el flujo linfático puede estancarse e incluso detenerse, por diversos motivos, como fatiga, estrés, shock emocional, falta de actividad física, ciertos aditivos alimenticios, etc. Si esto sucede, se acumulan toxinas, acelerando el proceso de envejecimiento y dando paso a varios problemas físicos.



El drenaje linfático manual es una forma de masaje que favorece el funcionamiento del sistema linfático, crucial para una marcha eficaz del sistema inmunitario.

Las maniobras manuales son muy suaves y siempre indoloras.

El tiempo que dura una sesión es variable, pero nunca debe bajar de una hora si se quiere realizar un tratamiento completo.

El objetivo final, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos.

Indicaciones 

Acné
Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja)
Edemas faciales
Varices
Fibromialgia
Piernas cansadas
Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
Edemas linfoestáticos (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria)
Edema del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo)
Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis...)
Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, tirones musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)
Linfedema congénito ó adquirido.
Edemas en la menstruación
Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad).
Ulceras de decúbito.
Hematomas


Contraindicaciones Relativas

- Hipotensión arterial
- Tiroidopatías
- Algias pélvicas.
- Enfermedades autoinmunoalérgicas (lupus, artritis reumatoide)
- Asma bronquial.
- Inflamaciones agudas (gota, reuma, colico nefritico)
- Nevus (manchas en la piel)
- Post-tromboflebitis y post-trombosis.
- Edemas por insuficiencia cardíaca congestiva.

Contraindicaciones Absolutas

- Edemas linfodinámicos (pocas proteínas en sangre (desnutrición))
- Neoplasias en curso (cancer)
- Infecciones agudas (heridas infectadas).
- Flebitis, trombosis o tromboflebitis en curso.

Translate

Entradas populares

Archivo del blog