miércoles, 10 de julio de 2013

LA PLANCHA DEL CABELLO COMO USARLA PARA DAR VOLUMEN Y ESTILO A TU CABELLO


La mayoría de las mujeres tenemos una plancha para el cabello en casa, que por supuesto, solemos usar con poco cuidado y luego lamentamos los resultados. Conseguir un pelo liso y sano no es tan complicado, aún usando habitualmente la plancha pero debemos seguir a rajatabla ciertos cuidados para mantener su salud. Si el daño ya está hecho, tranquila, aún hay remedio.
                                           
El uso indiscriminado de la plancha hace que tu pelo sufra, te aconsejamos que sólo la uses con el cabello perfectamente seco. Si te pasas la plancha mientras tu cabello está húmedo sancochas el cabello y así lo estropeas. Por supuesto, el uso de los termoprotectores ayudan a que tu pelo sufra menos en cada uso.

La clave para solucionar el problema de tu cabello es prescindir de la plancha por un tiempo y sobre todo, hidratarlo mucho. Usa un champú y un suavizante para cabello seco o dañado y por supuesto una mascarilla una vez a la semana. Están muy de moda los aceites en cosmética y para recuperar tu cabello te vendrán muy bien, ya que hidratan en profundidad y son muy eficientes a la hora de recuperar el cabello dañado.
Es importante cortar las puntas del cabello con el fin de recuperar nuestra melena. Unos tres centímetros es más que suficiente pero tómatelo en serio y corta cada dos o tres meses para que se mantenga sano y puedas utilizar la plancha de forma habitual.
Un buen uso de la plancha se hace pasándola por el mechón, muy despacio, para no tener que repetir la operación y no calentar en exceso el cabello. También hay que tener en cuenta cómo es nuestro cabello y adecuar la temperatura a él. Si el máximo de nuestra plancha es de 200 y tenemos el pelo fino, 160 es la temperatura idónea para conseguir un buen aliado. Según la cantidad de pelo subiríamos esa temperatura o la bajaríamos. Si la usamos bajo estas recomendaciones, no es necesaria más temperatura y nuestro alisado será el deseado. Te aconsejamos también que te dediques a mantener tu plancha limpia para que no haya rastro de suciedad en tu cabello. Con un algodón y alcohol, puedes limpiar las placas de la plancha de vez en cuando.

Translate

Entradas populares