domingo, 5 de mayo de 2013

CREMAS DE NOCHE: DESCUBRE SU IMPORTANCIA


Por la noche nuestra piel está más relajada y más accesible a los efectos de un cosmético regenerador. Esto hace que se convierta en nuestro mejor aliado para un tratamiento intensivo de regeneración. La piel no se defiende sino que se repara, se regenera y trabaja mejor a su favor cuando descansamos.

Las cremas de noche (crema, fluído, crema-gel) se definen escuetamente en tratamientos para utilizar de noche cuando dormimos, con un porcentaje de activos superior a las de día y con ausencia de filtros solares. Y el precio también suele ser superior.





Veamos a continuación unos sencillos pasos para realizar este simple pero efectivo tratamiento:



  1. Antes de acostarte, debes desmaquillar y limpiar tu piel con un producto que no altere el ph de la misma.
  2. Toníficala también para eliminar posibles rastros o depósitos que hayan quedado.
Estos dos pasos previos son imprescindibles para la aplicación posterior de cualquier crema. ¿Y cual escoger?
Veamos algunas sugerencias y tu decides:
  • Cremas con vitamina E: neutralizan los radicales libres responsables del envejecimiento de la piel. Son antioxidantes y refuerzan las capas celulares de la piel, además de reafirmarla.
  • Alantoína: Potencia la regeneración celular y suaviza las asperezas.
  • Jalea Real: oxigena los tejidos y es un perfecto energizante, devolviendo el brillo perdido.
  • Hidrolastán: derivado de la elastina que activa la formación de fibras de colágeno y devuleve la elasticidad perdida.
Aparte tenemos algas, alfa hidroxiácidos, acetatos, colágeno, Rosa mosqueta, aceites diversos (almendra..etc) y una amplia panoplia de cremas de última gneración de efectos potentes. Lo importante es que elijas la adecuada y no tiene porque ser muy agresiva en su efecto. Ten en cuenta que por la noche el efecto se potencia y tampoco conviene abusar de un cosmético agresivo en exceso, reservando estos para casos en los que el tratamiento que deseamos sea intensivo.


  • Un consejo: escoge de inicio una de jalea real y si los efectos son perceptiblemente los que deseas, cambia pasados 15 días a una más suave.
  • Sino consigues o esperado, cambia a una más fuerte e intensiva. Pero antes deja reposar tu piel 5 días.

Translate

Entradas populares

Archivo del blog